DESDE LA MAR
Toda la experiencia a bordo del velero Tin Tin a tu disposición
Manual para la Vela de Crucero
Número de páginas: 596
185 fotografías
Medidas: 15,50 x 23 cm.
Peso: 1042 gr.
Autor: Guillermo Cabal Guerra





Guillermo J. Cabal Guerra es asturiano y descubre la mar a la edad de siete años y en su vida ha acumulado multitud de experiencias náuticas, siendo autor de varios productos didácticos relacionados con la mar. El 8 de Julio del año 2006, zarpa de España, junto a su pareja Isabel Navarro Delgado, con un proyecto de vuelta al mundo a bordo del velero Tin Tin. A medida que pasan los años y las millas, Guillermo siente la necesidad de aglutinar en una obra toda su experiencia práctica a bordo de un velero de crucero, experiencia ésta que se suma a la adquirida a lo largo de toda una vida. Así va tomando forma un libro, nacido y escrito DESDE LA MAR


...han sido miles de millas las que han pasado bajo la quilla del Tin Tin mientras este trabajo iba tomando cuerpo y consolidándose como un instrumento interesante para el mundo de la vela de crucero, hasta que por fin me puse en faena. Fueron muchas las teclas equivocadas mientras mis manos soltaban el teclado y se aferraban con firmeza a la mesa ante una pronunciada escora...”


...a veces he tenido que cerrar el ordenador y cortar el flujo de mi prosa como consecuencia de que las baterías estaban bajas y no era oportuno poner en servicio el motor o la planta generadora para proceder a su recarga en ese momento. Quizás al día siguiente, saldría un esplendoroso Sol y a través de los paneles solares podríamos obtener suficiente carga en los acumuladores como para poder volver al teclado electrónico. Mientras tanto iba tomando apuntes de lo que las experiencias me iban enseñando...”



 DESDE LA MAR, es un Manual Práctico para la Vela de Crucero que combina los aspectos técnicos con multitud de experiencias concretas vividas en todos estos años de navegar por el mundo


...si tienes pensado algún día emular nuestra aventura y seguir la estela del velero Tin Tin, no te equivoques, la mar es un medio duro para vivir. Las navegaciones de fin de semana y las vacaciones, no tienen nada que ver con una vida en la mar, donde se debe de afrontar día a día, mes a mes, año a año, todo tipo de condiciones meteorológicas, toda clase de adversidades y pasar mas necesidades de las que se pudiera suponer en un principio. Vivir en la mar tiene por otra parte, el gran atractivo de la libertad, el encanto de la autosuficiencia, del disfrute de los paisajes y la interacción con el paisanaje del Mundo. Todo ello conforma el día a día del transmundista náutico y quizás al vivir en su máximo esplendor y realidad la navegación, tengamos muchas experiencias que trasmitir a quienes pretenden introducirse en el mundo de la vela de crucero...”



 Guillermo plasma en esta obra todas esas experiencias prácticas, las cuales, son una innegable ayuda para quienes pretenden iniciarse en el mundo de la vela de crucero o para los que están deseando ampliar sus conocimientos. En DESDE LA MAR se tocan todos los aspectos técnicos y humanos de la navegación de crucero y se hace hincapié en lo verdaderamente importante



...con absoluta sinceridad puedo decir que, en todos estos años de navegar por el Mundo y todas las millas que hemos recorrido, nunca encontramos mas de 44 nudos de viento ni mas de cinco metros en la altura de las olas. Los 44 nudos fueron en momentos puntuales de fuertes chubascos y los cinco metros de ola se presentaban con un periodo aproximado de entre los diez y los quince segundos. Y en base a esta experiencia personal puedo aconsejar a todas las tripulaciones que pretendan realizar navegaciones transoceánicas, que preparen sus barcos, sus aparejos y su equipo de fondeo para aguantar 40 nudos. Si con esta intensidad de viento el barco se encuentra “cómodo” estará perfectamente preparado para asumir el reto...”



 Con una prosa directa y sincera, Guillermo quiere compartir contigo su experiencia como navegante y transmitirte las enseñanzas que, a través de todos estos años ha ido adquiriendo ola a ola, milla a milla. Cientos de momentos concretos con su correspondiente análisis, conforman esta obra realizada desde la mar y para la mar


...viramos y rápidamente nos metimos a sotavento de la isla de San Barth. En aguas relativamente calmas, bajamos he intentamos dar con el motivo por el cual habíamos sufrido un inicio de inundación. La cuestión fue que al ir fuertemente escorados, la salida al exterior de la bomba de sentina que pusimos en funcionamiento quedó sumergida y al detener la bomba se creó un efecto “sifón”, o sea, el flujo se invirtió y el agua empezó a inundar el interior a través de la propia bomba. Todo ésto supuso una buena experiencia, teniendo en cuenta que la situación solamente llegó a nivel de anécdota. Descubrimos un error en la instalación el cual fue fácilmente subsanable al introducir en el circuito una válvula antirretorno y nos sentimos muy felices de que el incidente hubiera ocurrido como ocurrió y no en otras circunstancias y por supuesto... a partir de entonces las bombas siempre están en “automático” con sus correspondientes alarmas...”



 Los aspectos técnicos que se desprenden de una experiencia tan intensa, son analizados minuciosamente en DESDE LA MAR. Todas las marcas, todos los sistemas, todas las actitudes en la navegación, son diseccionados en el texto con el fin de el lector sepa identificar rápidamente cuales son los temas realmente importantes a tener en cuenta respecto al equipo y su uso responsable a bordo


...a bordo del Tin Tin hay instalado un motor Volvo Penta TMD31A de 100 CV de potencia. He calculado que este motor gasta unos dos litros y medio por hora a un régimen de 1.500 RPM para desarrollar una velocidad de cinco nudos. Para hacer frente a este consumo, se dispone de dos tanques de acero inoxidable de quinientos litros de diésel cada uno, lo que significa una estiba total en tanques de mil litros. Por otro lado también llevamos siete garrafas con una capacidad de veinte litros de diésel cada una de reserva por si se diese el caso de contaminación del combustible principal, lo cual suma ciento cuarenta litros, que añadidos a los anteriores mil, hacen un total de 1.140 litros de combustible. Para calcular la autonomía del Tin Tin procedí de la siguiente forma...”



 La seguridad en la navegación es un apartado especialmente sensible y en DESDE LA MAR se realiza un repaso completo tanto de los mecanismos y protocolos como de las normas que deben de ser aplicadas en navegación


...con el tiempo se tiende a menospreciar las circunstancias que ya hemos vivido y también se suelen relajar las medidas de seguridad por ser éstas incómodas y engorrosas aparentemente. Por ello, a medida que nos vamos habituando a evolucionar por la embarcación con diferentes estados de mar, una falsa sensación de seguridad nos invade y cada vez se está más cerca de sufrir un accidente grave...”


...todas las noches o cuando las condiciones diurnas son amenazantes, ponemos en servicio uno de los GPS en el modo de alarma. Cuando el movimiento de borneo es reducido, elegimos en el GPS un baremo de 0,01 millas que vienen a ser unos dieciocho metros de desplazamiento. Esta distancia es la que puede moverse la popa del Tin Tin sin que salte la alarma (las dos antenas de los GPS están instaladas en la popa de la embarcación). En condiciones más duras, escogemos 0,02 millas lo que viene a suponer unos treinta y seis metros de margen. Hay que tener en cuenta que en una rolada de 180º que solamente afecte al barco sin llegar a mover la cadena, la popa donde se sitúan las antenas de los GPS, se movería 14,60 de eslora + otros 14,60 metros, lo que supondría un movimiento para la antena de casi treinta metros. Para evitar ésto, habría que colocar la antena del GPS en el mismo púlpito de proa y en este caso solamente nos indicaría el movimiento del barco como consecuencia del desplazamiento de la cadena de fondeo, pero esta localización no es probable ni práctica en una embarcación a vela de pequeñas dimensiones...”


...al final optamos por conectar, a los obenques altos, tanto de estribor como de babor, unos conductores de cincuenta milímetros cuadrados de sección que arrojamos al agua cuando estamos cercanos a una tormenta. En un principio sirven para descargar la electricidad estática que se genera en la jarcia bajo este fenómeno, y pudieran servir de “camino” rápido hacia el agua de un rayo...”



 Todos los mecanismos y sistemas que habitualmente llevan instalados los veleros de crucero, son puestos a prueba cuando se asume una navegación oceánica. Las horas, las millas, los años se agrupan en los dispositivos y es necesario realizar un trabajo continuo de mantenimiento y puesta a punto


...una cuestión que no me dejó indiferente, fue el hecho de que el hilo roto fuese de un obenque bajo y trasero. Cuando el barco adopta una escora significativa, estos obenques, el de sotavento, suele destensarse bastante y dependiendo de la escora o del momento de balance pueden llegar a quedar en banda. Y pienso, que es muy posible como consecuencia de estos movimientos de aflojar y tensar alternativamente, que hayan estado sometidos a mayor esfuerzo y fatiga que los demás. Para prevenir este efecto, en los nuevos obenques he dejado menos capacidad de destensión...”


...nos resistimos a “pasar por el aro” y empezamos a averiguar si existía en el mercado otras posibilidades. Y para ello medimos con exactitud el diámetro interior y exterior de los rodamientos y retenedores. Hicimos todo lo posible a través de Internet por localizar alguna marca, en cualquier lugar del mundo, donde tuvieran estos dos componentes con las mismas dimensiones. Ya no se trataba solamente de pagar un precio abusivo, sino que estaba en juego nuestra propia dignidad. ¡No hubo manera! aparecieron dimensiones muy próximas pero ninguna era idéntica. Lofrans, al igual que otras muchas marcas, fabrica sus componentes con medidas no estándares para que no haya otra posibilidad que comprarles a ellos los repuestos. Y así es como tratan a sus clientes ¡cobrando por los componentes “exclusivos” veinte veces más de lo que cuesta un repuesto similar en el mercado!...”



 Cientos de casos vividos a bordo del Tin Tin, son de una inestimable ayuda para quienes pretendan aprender de las experiencias ajenas contrastadas


...cuando el viento se toma por la aleta, generalmente utilizamos sólo el génova debidamente atangonado. Y cuando la mar y el viento es mucho, además del génova, izamos en el estay de trinqueta, el tormentín (o la trinqueta si las condiciones no son demasiado duras) cazado fuertemente por sus dos escotas en crujía. Esta vela funciona como estabilizador e impide en la mayoría de las ocasiones que el barco se vaya de orzada. Es un sistema que nos ha proporcionado navegaciones cómodas y seguras en condiciones duras...”


 DESDE LA MAR, 596 páginas escritas a bordo del velero Tin Tin que te ofrecen una documentación sería, contrastada, objetiva y con el mayor rigor sobre la vela de crucero. La experiencia más auténtica a tu disposición.


Estimado lector, si eres una persona positiva, si lo que realmente te interesa es aprender, mejorar, avanzar, construir... me tienes a tu lado. A través de esta declaración me comprometo a estar a tu disposición y atender tus dudas y sugerencias a través de la dirección de correo electrónico velerotintin@gmail.com Este es un vínculo real, que pretende llevar mi compromiso más allá de estas páginas y darte cobertura hasta el límite de mis conocimientos y experiencia. Y para poder identificarte como un amigo, te voy a proponer un pequeño juego, un acertijo, el cual no te supondrá ninguna dificultad desvelar si lees atenta y completamente esta obra. A través de ella, descubrirás una pregunta que será la clave de iniciación de nuestra posterior relación. Cuando me hagas por e-mail la pregunta clave, sabré que puedo confiar en ti y en tus intenciones náuticas. Sabré que no eres un coleccionista de libros náuticos o simplemente un navegante de pantalán... te espero.