COMO SE HIZO: MECIDA POR LAS OLAS


 


Isabel Navarro Delgado comienza a escribir su primera obra, MECIDA POR LAS OLAS, prácticamente desde el principio del viaje, allá por el mes de Julio de 2006. El 17 de mayo de 2009 da por finalizado el libro y procede a reestructurar y a adaptar la obra durante un año más. Así que estamos ante un importante trabajo el cual fue tomando forma durante 46 meses.





Durante estos años, donde la navegación se convirtió en un medio para llegar a cada nuevo destino a bordo del velero Tin Tin, cualquier nueva experiencia era plasmada en el texto. De esa manera, poco a poco todo se fue volcando en la pantalla del ordenador, sus pensamientos, las nuevas sensaciones que ofrecía la vida en el mar, los múltiples estímulos que la rodeaban y sobre todo el mar como medio de vida.





Durante todo el periplo del Tin Tin por el Océano Atlántico, fueron cientos las nuevas experiencias vividas a nivel personal y muchas las posibilidades de convivir con gentes y comunidades muy dispares culturalmente a la nuestra. En la fotografía Isabel comparte con una india kuna una ancestral ceremonia en la “casa de la chicha”.




Un nuevo mundo lleno de historia, ritos y costumbres se fue reflejando en MECIDA POR LAS OLAS a medida que el Tin Tin surcaba las aguas. Un par de ordenadores portátiles fueron testigos de excepción mientras sus memorias iban almacenando una prosa excelentemente desarrollada, nacida y desarrollada en el mar.



Isabel aprovechó la mínima ocasión que se le brindaba para conocer de cerca otras realidades influenciadas radicalmente por el devenir histórico de los pueblos. Los humildes de la tierra, las sonrisas sin dientes, las gentes sencillas donde la felicidad se encuentra en las cosas más sencillas.




Miles de fotografías fueron el material que transportaban a la autora de MECIDA POR LAS OLAS al pasado reciente con el fin de no perder ni un solo detalle importante y conseguir documentar adecuadamente la obra accediendo a informaciones complementarias que asegurarían el rigor y la objetividad necesaria para ofrecer una calidad narrativa de primer orden.




El mar, vivir en el mar y respirar salitre, los temporales y las encalmadas, han inspirado a Isabel para ofreceros una obra escrita, en muchas ocasiones, mientras el Tin Tin hacía frente a las inclemencias del tiempo y en el exterior de la embarcación se desataba un auténtico drama de agua. Una obra que se concibe MECIDA en el mar y se desarrolla acunada POR LAS OLAS.